Picos y valles

Comencé a percatarme de que mejoraba en el momento que me di cuenta que cada vez tenía más días buenos, sobre todo respecto a los peores meses en donde los días que disfrutaba eran casi nulos.

No lo sé, pero supongo que así debe ser. Es decir, la transición es gradual. No iba a amanecer un día alegre y como si nada (aunque eso sería excelente). Ahora tengo más días buenos que malos. Pero son esos malos, los que recuerdan que no se debe tirar el esfuerzo a la basura. Que hay que estar consciente de los síntomas que siguen presentes que en algunos momentos pueden hundir a uno de nuevo.

Tener uno o dos días malos no significa que se está retrocediendo nuevamente, significa que muchas cosas por superar siguen presentes, y son recordatorios para seguir echándole ganas.

Deja tu comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: